Negligencia médica durante el embarazo o parto: Consecuencias y derechos

Negligencia durante un embarazo o parto. Reclamación y consecuencias
Logo emeybe negativo
Blog
NOTICIA DESTACADA

Negligencia médica durante el embarazo o parto: consecuencias y derechos

El 20% de los embarazos son denominados de alto riesgo y son responsables de más del 80% de los resultados prenatales adversos o negligencias. Y es que, aunque se trate de un momento muy especial, la magia del momento deja a la sombra la realidad de una coyuntura muy delicada que precisa de una atención minuciosa. Son muy numerosas las razones que pueden llevar a un error y se desconocen las medidas que las mujeres pueden tomar en caso de que durante su parto haya existido mala praxis.

Se considera negligencia médica en el embarazo o parto cualquier actuación que derive en lesión física o psicológica siendo victima la madre o el bebe. Esta lesión puede provocarse por mala actuación del personal sanitario o por oportunidades perdidas como diagnósticos tardíos o inadecuados. La gran mayoría de escenarios posibles durante el embarazo o parto son previsibles y están reguladas por el protocolo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Por consiguiente, será necesario recurrir al protocolo SEGO para poder determinar si ha existido una negligencia.

¿Cómo identificar una negligencia médica durante el embarazo o parto?

Identificar una negligencia médica de este tipo no es tarea fácil. Las consecuencias de una negligencia pueden causar daños de tipo leve o grave, incluso la muerte en el peor de los casos. En las situaciones más evidentes se identifica la mala actuación médica porque existen daños físicos como lesiones en extremidades. Cuando se trata de daños psicológicos el escenario cambia, ya que pueden aparecer meses más tarde del nacimiento.

Desconocimiento de las pacientes ante sus derechos

Las pacientes, en la mayoría de ocasiones, no son conocedoras de sus derechos, de manera que no son conscientes de que hayan sufrido una negligencia médica. Para ayudar a identificarla, conviene acudir a un profesional especializado en la materia para que haga un estudio sobre el caso y compruebe si existe una negligencia médica durante el embarazo o el parto.

Cuando se determina que existe mala praxis, el letrado iniciará los trámites judiciales y extrajudiciales para establecer los derechos de la víctima, además de cuantificar la indemnización a reclamar. Dentro de la indemnización se incluyen varios conceptos como las lesiones, daños y perjuicios. Esta cuantía económica trata de compensar a las victimas por los inconvenientes surgidos, aunque en muchos casos es imposible por lo que la indemnización servirá de apoyo para cubrir los gastos de las lesiones.

Es importante conocer que existen plazos para reclamar establecidos por el ordenamiento jurídico. Cuando el error sanitario se ha producido en un centro público, contamos con un plazo de un año desde que se determinan las lesiones, aunque muchas veces es complicado al no tratarse de tarea fácil determinar cuando se han establecido las secuelas. Si la negligencia ocurre en un centro privado, contaremos con cinco años para poder reclamarlo.

Negligencias médicas durante el embarazo o parto más comunes del país

Entre los errores médicos más conocidos encontramos la utilización inadecuada de ventosa o fórceps, la hipoxia intraparto o la no realización de cesárea en su adecuado momento. En cambio, en España las negligencias médicas más comunes son:

Inducción del parto indebido. Se trata de un procedimiento de riesgo. Consiste en una estimulación de contracciones durante el embarazo. Puede provocar fuertes contracciones y muy seguidas que limitan el flujo del oxigeno del bebe.

Separación madre-bebé. Tras el nacimiento es esencial el contacto piel con piel inmediato e ininterrumpido, esencial para la salud física y mental de ambas partes. En muchos casos, este contacto se ve interferido por pruebas medicas que existe la posibilidad de realizar sin la separación.

Admisión o alta prematura. Ingresar a una paciente antes de tiempo es un error que conlleva gran peligro. La larga espera para el parto aumenta la probabilidad de que se recurra a métodos de inducción o aceleración del parto por motivos ajenos de la salud del bebé o la madre. De la misma manera, no hacer una exploración cuidadosa de una paciente embarazada que acude a urgencias por malestar o inquietudes dándole el alta puede provocar situaciones graves y en el peor de los casos la muerte intrauterina.

Cesárea innecesaria. Las cesáreas están de moda. Cada vez más mujeres ponen fecha de parto a su bebé mediante la cesárea programada, una practica innecesaria sin fundamento médico. La “normalización” de las cesáreas y su aumento dejan a la sombra que se trata de una cirugía mayor abdominal que multiplica el riesgo de muerte materna. Además, tienen una recuperación más complicada para la madre. El bebé también se puede ver afectado con efectos a corto plazo como cambios en el desarrollo inmunológico.

Otras noticias de interés

Cuéntanos en qué podemos ayudarte

Información básica sobre Protección de datos Responsable: Emeybe Abogados; Finalidad: Atender su solicitud y enviarle comunicaciones comerciales; Legitimación: Ejecución de un contrato, consentimiento del interesado, interés legítimo del Responsable; Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, indicados en la información adicional, que puede ejercer dirigiéndose a info@emeybeabogados.es o Avenida de la Constitución, 23 (Granada); Procedencia: El propio interesado; Información adicional: www.emeybeabogados.es.